La normalidad del naturismo

El Naturismo en el fondo de su definición es tan simple que llega a ser demasiado complicado para muchas personas, esto es porque el ego rechaza lo fácil, siempre queremos aquello que es más difícil. evidentemente tiene un componente social que lo exalta hacia donde no es, prácticamente al lugar contrario. El problema del naturismo es que defiende los derechos fundamentales de las personas, su libertad y el respeto por el medio ambiente y el planeta, algo que evidentemente hoy en día está contrapuesto a la sociedad en la que vivimos.

Realmente pensemos en la verdadera importancia y la sencillez de la práctica del naturismo como agente que neutraliza la inferioridad individual. Por otro lado, líos con las más diversas estructuras personales, será necesario volver a pensar en muchos valores que se supone que es verdad, si orden personal o social.

Vivir naturalmente implica abandonar la ropa que la sociedad nos pone, prejuicios y la inferioridad no puede coexistir en el medio donde los individuos tienen mentes libres, ningún régimen político autoritario podría vivir con naturismo. No debemos defender este estilo de vida en todos los segmentos sociales.

Esta reflexión es verdaderamente preocupante en la medida en que nuestros jóvenes pueden ser fácilmente dominados por un hermoso discurso, pero no tienen la percepción de la tiranía que irá detrás de él. La distancia de lectura, masa intelecto sin preguntas adecuadas y la falta de un contacto más íntimo con la naturaleza, ha provocado la separación de los jóvenes con naturismo cuya filosofía aboga por el respeto y la dignidad del cuerpo. Probablemente la culpa es nuestra. Sería bueno pensar seriamente en ello y ver hacia donde estamos dirigiendo a nuestras propias generaciones venideras, por mucho avance tecnológico que haya estamos retrocediendo a pasos agigantados en esta materia.

El Dr. Gerald Crabtree en la Universidad de Stanford (EEUU) muestra en su teoría que los seres humanos están perdiendo su capacidad intelectual y emocional, no estamos formando jóvenes escépticos que conduce al pensamiento crítico y la evolución de los genes de la prensa. Una mente libre no puede ser dominada por algo que la mayoría creemos que es cierto, que no es lo que se nos hacen mejor y sí nuestra actitud de respeto por nuestras diferencias. Precisamente eso es lo que el naturismo defiende y tan difícil de entender con su sencillez.

Por ello cuando gritamos a los cuatro vientos la palabra libertad, sabemos lo que es realmente?? Pues seguramente hayamos perdido la percepción natural de la palabra, cuando nacemos no tenemos esos problemas, los niños y niñas no tienen problemas en decir lo que sienten o lo que ven o incuso en demostrarlo abiertamente, pero una vez nos estamos formando en esta sociedad vamos perdiendo ese espacio de libertad de pensamiento y de comportamiento.

Escrito suscrito de la reflexión de  Evandro Telles, Editorial NEl personal NATURAL

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*