Desnuda tu alma y lo harás con tu cuerpo

Os presentamos un artículo muy interesante que nos ha brindado Belén Martínez Gual amiga y experta en terapias naturales con un largo y dilatado recorrido internacional. La verdad es que la conversación ha sido de lo mas interesante respecto a las dificultades sociales que tiene la gente frente al naturismo y al nudismo ya que han convertido su mente en una programación que lo considera algo malo, lascivo e incluso inmoral.

Tal y como nos comenta Belén la mente no deja de ser el transmisor entre nuestro alma y nuestro cuerpo, si nosotros enviamos información de este tipo al alma, el se comportará de esta manera. A la mente le llegan los imputs por lo que oye y por lo que ve y diariamente en cualquier ámbito de la vida estamos conectados socialmente a redes donde el comportamiento superficial y de valores completamente alejados del ser humano son la realidad del día. En la conversación nos detalla diversos puntos de interés donde se marcan las diferencias. Ella ha trabajado con muchas personas en el campo del estudio de la mente, el cuerpo y el alma como todo y que cualquier imput que recibe uno de ellos afecta a todo el sistema. Este punto del estudio lo extrajo de un trabajo realizado con Ricardo Solano donde su trabajo se centra más en el mundo de las comunicaciones pero que demuestra que cualquier sistema si le das una información, la ejecuta tal y como le ha llegado, la recepción de información de la mente la procesa y la ejecuta y la convierte en estados de animo, problemas de cualquier índole y ver una realidad diferente a la que sentías hasta el momento.

Cuerpo y alma, dos realidades del ser humano. Sin embargo, en la sociedad actual se valora mucho, tal vez demasiado, el poder de la belleza y de la perfección corporal. De hecho, en cierto modo, parece que no se valora tanto la inteligencia como el físico teniendo en cuenta que hoy día las dietas, las visitas a los gimnasios o el deporte son un referente. Sin embargo, no sucede lo mismo con la lectura de libros que pueden llegar a tener una función puramente decorativa en el salón de casa. El alma no se ve pero se siente. Aquellas personas que tienen un alma fuerte tienen un cuerpo libre sin importar todos estos imputs.

Tampoco es fácil desnudar el alma ante uno mismo. Ser conscientes de nuestras virtudes y de nuestros defectos. Mirarnos frente al espejo sin sentirnos verdaderos extraños en ciertos momentos. ¿Por qué sucede todo esto? Porque vivimos en la sociedad de la exterioridad, es decir, tenemos tanto ruido alrededor que es muy difícil centrarnos en nuestro yo a nivel individual. Las personas que viven en un ambiente natural y que se alejan de este ruido consiguen una mayor felicidad y paz interior y la filosofía de vida naturista o nudista es un claro ejemplo.

De hecho, a veces, hay que hacer un gran esfuerzo por buscar el silencio para poder pensar y meditar con calma. El espíritu crece con el paso de los años mientras que el cuerpo se deteriora en base a la ley del tiempo. Por ello, cuando tengas ochenta años serás menos atractivo, sin embargo, tendrás una mayor perfección anímica gracias a la sabiduría de la experiencia. Si tu consigues la verdadera comunión entre alma y cuerpo a través de tu mente tu cuerpo será tan genial como tu alma y podrás mostrar ambos de la forma mas natural del mundo.

El ser humano es un ser dual, tiene cuerpo y mente. Algo que implica muchos matices. Por ejemplo, en relación con la alegría, el ser humano siente placer corporal y su equivalente en el alma es el gozo. Por el contrario, el dolor sensible es paralelo a la tristeza emocional. Hoy no me gustaría centrarme en analizar el dolor físico porque afortunadamente, las heridas del cuerpo cicatrican con mayor rapidez que ese dolor que tal vez llevas incrustado en tu alma desde hace tiempo. Puede que años.

Por eso hoy en día el nudismo y el naturismo están mal vistos, simplemente porque nos convencen a través de imputs que llegan a nuestra mente por lo que vemos y oímos en procesarlo como algo malo, entonces el siguiente paso es esconder el alma y tapar el cuerpo. Es la llamada relación causa-efecto intrínseca en todo ser humano desde que llega al mundo.

1 Comment

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*